Anuncian continuación del juicio a imputados por supuesto intento de magnicidio contra Maduro en 2018

Nacionales

El Ministerio Público (MP), controlado por la administración chavista, está finalizando las audiencias sobre el caso del supuesto magnicidio frustrado con drones perpetrado contra Nicolás Maduro, en agosto de 2018, así lo aseguró en días recientes el fiscal general, Tarek William Saab. 

“Estamos por finalizar ya las audiencias por condenatoria del atentado con drones del magnicidio frustrado, un hecho aberrante donde fueron directo contra la figura del ciudadano presidente de la República, Nicolás Maduro”, afirmó el titular del MP.  

Sobre los imputados, afirmó este sábado 30 de julio el exfiscal Zair Mundaray, que han sido «brutalmente torturados»; con el objetivo de cerrar el capítulo y «posicionar la épica del 4 de agosto (de 2018) como fecha relevante» en la lucha del chavismo contra los grupos de «ultraderecha».  

«Para complacer al poder pretenden sacrificar a 17 personas, la mayoría de ellos jóvenes, estudiantes, profesionales, productivos, sin que se haya demostrado responsabilidad alguna. Lo que, si quedó plenamente demostrado, fue que los funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) que fueron al juicio, fueron señalados directamente por 13 de los procesados de haberles infligido gravísimas torturas, entre las que se encuentran golpes, ahogamientos, descargas eléctricas, desprendimiento de uñas, amenaza de violación a familiares directos, entre otros», afirmó vía Twitter Mundaray.

TORTURADOS 

Asimismo, Mundaray aseveró que las «confesiones» fueron conseguidas por medio de las mencionadas torturas.

«Algunos de los acusados, fueron filmados en supuestas confesiones que algunos no recuerdan (¿drogados?); y otros leyeron bajo amenaza de muerte en carteleras colocadas al frente y corregidos una y otra vez. Otra cosa que quedó claro es que todos estos crímenes de Estado se cometieron con el conocimiento de los fiscales; quienes los avalaron, y que fue la inteligencia militar quien dirigió toda la «investigación» plagada de violaciones», sostuvo.  

SUPUESTO MAGNICIDIO 

Todo ocurrió en 2018 cuando Nicolás Maduro se encontraba en la tarima presidencial al instante de haber estallado un dron; en la avenida Bolívar de Caracas, durante un evento militar. 

Maduro se encontraba dando su discurso en el evento que conmemoraba los 81 años de la Guardia Nacional (GN); cuando de pronto explotó un dron en el aire que lo dejó confundido mientras los militares que se encontraban detrás de él se asustaron y lo cubrieron. Los que estaban en el patio central se fueron corriendo. 

Por el hecho detuvieron al diputado de la Asamblea Nacional electa en 2015 Juan Requesens; acusado de terrorismo, traición, incitación pública, posesión ilegal de un arma de fuego y conspiración para cometer un delito.  

Fuente: Caraota Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.