Chevron busca negociar un nuevo contrato con Venezuela para aumentar la producción petrolera

Economía

Chevron quiere más control sobre el petróleo que produce en Venezuela, una medida que ayudaría al perforador a aumentar la producción y recuperar la deuda si Estados Unidos suaviza las sanciones en medio de la crisis mundial de combustible.

El gigante energético busca hacerse cargo de la producción, el envío y las ventas de su crudo venezolano, según dijeron a Bloomberg personas familiarizadas con el tema. Javier La Rosa, presidente de operaciones de Chevron en el país latinoamericano, y el ministro de Petróleo de Venezuela, Tareck El Aissami, se reúnen desde fines de mayo para negociar un nuevo contrato, dijeron las personas.

La propuesta marcaría un cambio importante, ya que Chevron tomaría la iniciativa en todas las facetas de sus operaciones en empresas conjuntas con la empresa estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), según las fuentes. Así, Chevron, con sede en San Ramón (California, Estados Unidos), negociaría con proveedores e importadores y manejaría el financiamiento, enviando el pago final a Pdvsa a través del Banco Central de Venezuela (BCV), afirmaron.

Ray Fohr, un portavoz de Chevron, dijo que la compañía no comenta sobre rumores o especulaciones y continúa realizando sus negocios de conformidad con el marco de sanciones proporcionado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac, en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Impulsaría la producción de crudo venezolano

“Somos una presencia constructiva en Venezuela, donde tenemos inversiones dedicadas y una gran fuerza laboral que depende de nuestra presencia”, dijo Fohr. “Seguimos comprometidos con la seguridad y el bienestar de nuestros empleados y sus familias, la integridad de los activos de nuestra empresa conjunta y los programas sociales y humanitarios de la empresa durante estos tiempos difíciles”, agregó.

Renovar el contrato dejaría a Chevron preparada para impulsar la producción rápidamente si Estados Unidos suaviza las sanciones contra el petróleo venezolano y le permitiría recuperar el dinero que Pdvsa le debe. Si Chevron llega a un acuerdo con Venezuela y la Administración del presidente estadounidense Joe Biden levanta las sanciones, la perforadora podría aumentar la cantidad que bombea a alrededor de 200.000 barriles por día (bpd) en seis meses desde los 150.000 actuales, según una de las personas. La refinería Pascagoula del gigante petrolero en Mississippi (Estados Unidos) fue diseñada para funcionar con crudo pesado de Venezuela.

La medida de Chevron se produce en momentos en que la crisis energética global agrega impulso al impulso de la compañía para aumentar la producción en Venezuela, donde comenzó a explorar en busca de petróleo hace aproximadamente un siglo. Estados Unidos ya permite que Eni y Repsol importen crudo venezolano y se paguen con los cargamentos la deuda de Pdvsa con las compañías energéticas europeas.

En mayo, Estados Unidos comenzó a pertmitir que Chevron negocie su licencia con Pdvsa y dijo que está dispuesto a aliviar algunas sanciones a Venezuela si Maduro acepta concesiones políticas. Hasta el momento, las restricciones se han mantenido. Chevron y un puñado de proveedores de servicios petroleros estadounidenses pueden mantener una presencia limitada en el país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), pero no pueden realizar nuevas inversiones ni exportar crudo venezolano.

Fuente: Sumarium

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.