Entérese: Estos son los criminales más buscados por las autoridades en Venezuela

Sucesos

Carlos Calderón, alias “El Vampi” y Garbis Ochoa, “El Garbis”, encabezan la lista de los criminales más buscados por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), tras la muerte de Carlos Revette, conocido como “El Koki”, uno de los líderes de la banda de la Cota 905, el 8 de febrero de este año.

En sus inicios, Calderón y Ochoa empezaron por tomar el control del Barrio 70, ubicado en la parroquia El Valle del municipio Libartador. Posteriormente, adquirieron notoriedad al cerrar una alianza en el año 2019 con Carlos Luis Revette, relató el periodista Javier Ignacio Mayorca.

Con el respaldo de El Koki, “generaron todo un corredor que les permitía incrementar el pie de fuerza. Además de los medios para huir de las autoridades, a través de las veredas y escalinatas de la Cota 905, y sectores de El Cementerio y El Valle”, detalló el experto.

Garbis y Vampi “operaban de forma autónoma”, se dedicaban al robo y extorsión. Más adelante, cuando se unieron a Revette, comenzaron a participar en secuestros, acotó.

A mediados de julio del año 2021, en medio de la operación Gran Cacique Guaicaipuro, en la cual se desplegaron los diversos organismos de seguridad ciudadana y la Fuerza Armada Nacional, para combatir el crimen organizado, “se cree que ambos huyeron con Revette hacia Cúcuta (Colombia)”.

Retoman la Cota 905

Sin embaro, a finales del mismo año, estos criminales habrían regresado “para retomar el control de la 905”, dijo Mayorca.

Luego, “cuando Koki trató de llegar a su base, se activaron nuevamente las operaciones. En ese contexto se desarrolló la persecución lo llevo a su final”, en Las Tejerías, estado Aragua, comentó.

Entonces, Garbis y Vampi, quienes salieron con vida de la persecución, “aparentemente retomaron el control de la 905”. Mayorca señaló que, según expertos criminalistas, serían Calderón y Ochoa los responsables de los ataques contra estaciones policiales en el área de El Cementerio.

La búsqueda de Vampi y Garbis inició en julio de 2021. Las autoridades fijaron una recompensa de 500 mil dólares, para quienes revelaran información que condujera a ubicación y captura de los criminales. La misma cantidad se ofrecía por la captura de Revette.

Mayorca destacó que no se ha establecido si Calderón y Ochoa participaron en secuestros tras su vuelta a Caracas. «Pareciera que están un poco escondidos» infirió.

Carlos Rodríguez «El Conejo»

Carlos Henrique Gómez Rodríguez, alias “El Conejo”, está solicitado por los delitos de secuestro, robo de vehículos, extorsión, homicidio y resistencia a la autoridad. Estuvo involucrado en casos “que datan de 2016 en adelante”, informó Mayorca.

Puntualizó que son más de “18 casos en los que se le ha visto implicado. Sin contar lo que haya hecho por darle refugio al Koki, durante la operación Cacique Guaicaipuro II”.

Según se pudo conocer, Revette huyó a los dominios de El Conejo, en Las Tejerias.» Esto sugiere la existencia de un entendimiento entre Koki y Carlos Rodríguez” explicó Mayorca.

El Conejo “era el rey de la extorsión a empresarios de Las Tejerías, donde existen complejos de industrias de consideración”, precisó.

A Rodríguez se le atribuye “la quema de una galletera en 2019. Los propietarios se negaron a pagar extorsión, y los criminales les quemaron la sede”, mencionó.

Detalló que, por otra parte, también se le acusa por los ataques y extorsiones al Cicpc y la Policía de Aragua.

El Conejo “es un tipo bastante buscado. Las Tejerías es una zona de difícil acceso: tiene la autopista que pasa por debajo, pero el resto son cerros, por ahí se esconde”, describió Mayorca.

Se conoce que, “en cuanto él no percibe la presencia de los organismos de seguridad nacionales, se pasea a sus anchas por la zona que domina”.

Además, según datos recolectados por expertos, se ha determinado que la banda de El Conejo tiene “unos 40 hombres fuertemente armado”. Los integrantes “se movilizan en camionetas de alta gama y en motocicletas” precisó.

Deiber Johan González «Carlos Capa»

Deiber Johan González, apodado “Carlos Capa”, es “quizás junto al Tren de Aragua, uno de los criminales con más auge en los Valles del Tuy”, estado Miranda. Según Mayorca, a este sujeto se le atribuyen los delitos de robo de vehículos y extorsión.

Actualmente, “está centrado en los Valles del Tuy”, y desde finales del año pasado, el Cicpc lo vincula con los grupos que utilizan la plataforma Marketplace de Facebook para emboscar a sus víctimas.

La banda de Capa opera entre los Valles del Tuy, Ocumare del Tuy y Charallave. La misma “tiene un pie de fuerza creciente y está conformada por hombres y mujeres” dijo el especialista en criminalística.

Recordó que el Ministerio Público recientemente emitió una nueva orden de captura, la cual se suma a las órdenes anteriores que se emitieron en años previos.

Mayorca considera que, para atrapar a Capa, “se requeriría una operación de gran magnitud, con el fin de evitar un gran número de muertos”.

Además, en su caso “como con El Conejo, tienen cierto dominio de sus territorios. Por lo cual resulta complicado entrar para los ajenos o desconocidos.

Wilexis Acevedo «El Wilexis»

Wilexis Acevedo, creció y se formó en los sectores 6 al 10 de José Félix Ribas, en Petare, esa es su área. “Al contrario de El Conejo y Capa, Wilexis no opera en zonas rurales, él está en una zona urbanizada y altamente densa”, explicó Mayorca.

Relató que “en dos oportunidades intentaron detenerlo, con operaciones masivas. Pero no lo han logrado”.

Wilexis comenzó a establecerse por medio del cobro de vacunas a comerciantes del área de José Félix Ribas. Luego, también comenzó a cobrarles a los transportistas.

Tras consolidarse como líder delictivo de esa zona, abandonó esas prácticas “de mucha amenaza y violencia. Actualmente, muchas personas de ese sector lo ven como elemento de estabilidad, tranquilidad y gobernabilidad”, detalló el especialista.

Añadió que, en ciertas ocasiones, se ven “brotes de violencia, pero eso se debe a que otros grupos intentan meterse en el terreno y son repelidos”.

El Wilexis ha recolectado una fuerte cantidad de armamento, el cual quedó evidenciado en 2020 durante “los intensos tiroteos y las llamadas ‘fiestas del plomo’, que eran demostraciones de fuerza”.

Mayorca señaló que algunos periodistas “dijeron que les enviaron gente desde Tocuyito para invadirlos. Pero lo cierto es que esta banda tiene tanto dominio que nadie se atreve a meterse en su territorio”.

Además “les achacaron delitos de terrorismo, a partir de las ‘fiestas del plomo’, y una posible unión con criminales como Richard Cammarano, quien era buscado por el tráfico de drogas. Autoridades aseguran que Wilexis lo protegió”.

Efraín Gastelo «El Guarichero»

Desde el pasado 3 de agosto comenzóa circular por las redes sociales una fotografía con la cual se identificó aEfraín Gastelo, alias “El Efraín” o “El gran Guarichero”, líder de la banda “Los Guaricheros”.

Se conoce que este grupo de criminales opera en la población de Mariara, municipio Diego Ibarra del estado Carabobo. 

De acuerdo con fuentes extraoficiales, Efraín Gastelo y sus cómplices, son los responsables de varios asesinatos de funcionarios policiales y militares. 

El pasado 25 de julio, la banda delictiva estuvo implicada en la muerte de un Policarabobo. Además, dejaron heridos a otros dos funcionarios, quienes se encontraban en labores de seguridad en el sector La Brisa. Las víctimas fueron emboscadas y atacadas con armas largas.

Comisiones policiales mixtas se desplegaron en elmunicipio Diego Ibarray zonas aledañas para localizar y capturar a Efraín Gastelo.

Por otro lado, cinco miembros de la banda Los Guaricheros murieroneste miércoles, 10 de agosto, durante un operativo de seguridaden el sector El bosque, La Guaricha del estado Carabobo.

Durante la intervención, se produjo un enfrentamiento entre las autoridades y los antisociales, en el cual perdió la vida un funcionario de la Brigada de Acciones Especiales (BAE) de la policía científica.

El director del Cicpc, Douglas Rico, informó que el grupo de delincuentes organizados se dedicaba a cometer robos, secuestros, extorsión y homicidio. 

Al respecto, Mayorca señaló que Los Guaricheros “comenzaron a zonar hace unos meses, porque extorsionaban industriales de la población de Mariara. En una oportunidad, la policía regional trató de intervenir y los maleantes los sacaron a tiros. Ha sido una conflictividad creciente con este grupo” dijo.

Puntualizó que este grupo “tiene unos 20 hombres”. Y, según un informe de la Policía Nacional, está asociado con el Tren de Aragua, entre otras bandas como “Los sanguinarios”, “El Flipper”, y otra liderada por un pran de Tocorón.

Estos criminales operan en la Autopista Regional del Centro, y se dedican a la extorsión y el tráfico de drogas en esa área.

Mayorca estima que “tras la muerte de 5 miembros, la banda se redujo, significativamente”.

Fuente: Diario 2001

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.