España: Ola de calor provoca 1.047 muertes en España en nueve días

Internacionales

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), dependiente del Ministerio de Sanidad español, contabilizó 1.047 muertes atribuibles a las altas temperaturas hasta este martes, cuando ya había terminado la ola de calor en España. En este periodo, que va desde el 10 al 19 de julio, lunes y martes fueron los días con más fallecidos estimados, 184.

Según la estadística del Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria (MoMo) del Instituto de Salud Carlos III, las defunciones «observadas y estimadas» por causas atribuibles al exceso de temperatura fueron en ascenso: el domingo 10 hubo 15 fallecidos; 28 el lunes; 41 el martes; 60 el miércoles; 93 el jueves; 123 el viernes, y 150 el sábado. El domingo 17 la cifra subió a 169, mientras que el lunes y martes se repitió el número de 184 fallecidos.

De las 1.047 personas que habrían fallecido por la ola de calor, se estima que 672 son mayores de 85 años, 241 tienen entre 75 y 84, y otros 88 habrían muerto con entre 65 y 74 años.

El objetivo de la estadística del MoMo es «identificar las desviaciones de mortalidad diaria observada con respecto a la esperada, según las series históricas de mortalidad», y permite «estimar de forma indirecta» el impacto de cualquier evento de importancia en salud pública.

Las altas temperaturas dejaron 829 muertes en junio

La ola de calor que atraviesa España es la segunda en lo que va de verano. La primera se produjo el pasado 11 de junio, convirtiéndose en la más temprana desde 1981. Duró ocho días, y los datos provisionales obtenidos de las estaciones de medición de la Agencia Estatal de Metereología (AEMET) indican que se superaron los 40 grados en muchos puntos de la geografía española como, por ejemplo, Andújar (Jaén) donde se registraron 44,5 grados el pasado 17 de junio.

En cuanto a la mortalidad atribuida a las altas temperaturas, los peores días fueron el 18 y 19 de junio, cuando se registraron 206 muertes, según datos del Instituto de Salud Carlos III. Estiman, además, que en todo junio en España hubo 829 muertes que no deberían haberse producido si no hubiera hecho tanto calor.

La deshidratación, la descompensación o las enfermedades crónicas son algunos de los factores que pueden agravar súbitamente el estado de salud de las personas hasta conducirlas a un fatal desenlace. En este sentido, las autoridades sanitarias recomiendan medidas de prevención como beber abundante agua o permanecer el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados.

Fuente: Globovisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.