Leandro Domínguez propone darle luz verde al matrimonio entre personas del mismo sexo desde Miraflores

Política

El matrimonio igualitario es una de las banderas que esgrime Leandro Domínguez, otro de los dirigentes políticos que se suma a la lista de precandidatos presidenciales que lanza su nombre al ruedo del debate en la construcción de una opción frente al oficialismo.

“Quiero ser el presidente del futuro”, sentenció Domínguez, quien viene de militar en Primero Venezuela, una escisión del partido Primero Justicia, que participó en la llamada “rebelión de las regiones”.

Afirmó que en su discurso no se refiere al futuro “solamente como un inevitable hecho cronológico, es decir, no me refiero a que seré el Presidente del año 2024, que es un tiempo futuro. Me refiero a que seré el Presidente de una Venezuela definida por nuevos hitos en la interrelación social, que no es nada más a través de las redes sociales sino a una nueva conceptualización a la que instintivamente ha venido desplazándose la ciudadanía mundial”.

Asimismo, agregó que “la cercanía e identificación personal, en lugar de discursos y promesas etéreas, es la clave para interactuar con el pueblo. La empatía y roces personales en vez de realidad virtual es la clave”.

El ingeniero y abogado Leandro Domínguez, se asume como un “Quijote”, tanto en la política como en su vida personal.

Dice saber que una aspiración presidencial requiere de un cuerpo de ideas y conceptos que le den forma e identidad a un proyecto de gobierno, pero asimismo, cree que la recuperación del país viene principalmente insuflada por una particularidad espiritual.

“Lo que va a sacar adelante a Venezuela es la buena vibra intrínseca del venezolano. Hemos pasado por el desierto y creo que Venezuela tiene que colocarse a tono desde el amor de alto relieve”, dijo el precandidato presidencial.

“Voy a ser un Presidente de República atípico, porque voy a hablar del amor sincero”, agregó finalmente Domínguez, quien señaló que “anda en permanentes reuniones buscando consensos, incluido los movimientos de la sexo-diversidad”.

Fuente: Contrapunto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.