¿Lo arruinó? Kim Kardashian envuelta en nueva polémica por el icónico vestido de Marilyn Monroe

Espectáculo

Kim Kardashian se encuentra en problemas y esta vez no es por Kanye West. A un mes de su aparición en la Met Gala con el icónico vestido de Marilyn Monroe; la empresaria fue señalada de causarle daños «irreversibles» a la prenda de colección.

Además de su polémica por intentar recrear el look de la recordada actriz de Hollywood y admitir que adelgazó siete kilos en tiempo récord para poder lucirlo; el propietario original del vestido reveló que sufrió un desgaste por el uso que muchos consideraron «inadecuado».

Scott Fortner, dueño del atuendo diseñado por Jean-Louis, con boceto de Bob Mackie; compartió las imágenes pre y post gala MET en su cuenta de Instagram, que mostraron las alteraciones de la indumentaria. 

En la descripción, detalló los «daños significativos» que presentó la pieza y cuestionó al museo que lo prestó Ripleys, Believe it or not! si valió la pena el esfuerzo, reseñó Univisión.

Las postales evidenciaron el tejido ligeramente rasgado en la espalda y parte de la pedrería maltrecha, cuando no desaparecida. Por el momento, ni la organización encargada de su custodia ni Kardashian se han pronunciado al respecto.

Sin embargo, la mención generó múltiples reacciones en redes sociales, donde la mayoría aseveró que era algo que «se veía venir», destacó El Mundo. 

¿TOMARON PREVISIONES? 

Amanda Joiner, vicepresidenta de la galería, destacó a comienzos de mayo que tuvieron «muchas conversaciones con Kim y su equipo», donde se establecieron «muchos requisitos sobre la seguridad y el manejo del vestido». 

Incluso, al momento de la gala acudió un representante del museo para recibir la prenda en caso de que la también modelo decidiera no utilizarla por riesgo a estropearla.

«Hicimos dos pruebas diferentes con ella. La primera fue en Los Ángeles, en abril y luego la segunda un poco más tarde para ver si encajaba o no. El mayor desafío que tuvimos es que realmente queríamos asegurarnos de mantener su integridad, porque tiene 60 años y es una pieza de moda icónica», comentó a Daily Beast.

Monroe pagó 1.440 dólares en 1962 por la confección del vestido a la medida. Es recordada por usarlo para cantarle Cumpleaños feliz al entonces presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy en el Madison Square Garden. 

La prenda, además de su aparente romance con el mandatario, siempre suscitó la polémica por ser una de las últimas indumentarias con las que fue retratada la artista, semanas antes de ser hallada muerta en su casa, recalcó El País. 

Fuente: Caraota Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.