¿Se desató una ola de “represión quirúrgica” en Venezuela?

Nacionales

En la medida en que la sociedad se desmoviliza “los gobiernos de esta naturaleza tienden a hacer la represión más quirúrgica, más concentrada en individuos particulares y no en la masa, no en el colectivo”, subraya Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la UCAB. En esta semana han sido detenidas siete personas, informa Rafael Uzcátegui, coordinador de Provea

El proceso de detención de Gabriel Blanco, denunciado por la organización de derechos humanos Provea y perpetrado el miércoles 6 de julio en la noche por funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar, es un elemento más que se suma a una semana de aprehensiones y secuestros por parte de cuerpos de seguridad del Estado en Venezuela.

“Hasta ahora hay siete personas detenidas en diferentes partes del país cuyo denominador común es estar o haber estado en Bandera Roja”, indicó Rafael Uzcátegui, defensor de derechos humanos y coordinador de Provea.

A Blanco se lo llevaron de su residencia, ubicada en Coche (Caracas), después de que defensores de derechos humanos se presentaran en el lugar y los mismos vecinos intentaran impedirlo. “No quisieron informar cuál es la situación a la cual lo vinculan”, agregó Uzcátegui. Sí notificaron los cargos en su contra: terrorismo y asociación para delinquir”.

El profesor Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la UCAB, subrayó que sí hay una ola represiva en Venezuela por parte del gobierno del mandatario Nicolás Maduro. “El gobierno le tiene muchísimo miedo a la movilización de la sociedad civil. Hoy la sociedad civil está más desmovilizada que nunca. Eso es una mala noticia. La disposición a movilizarse para lograr un cambio político es mucho menor. El gobierno va ganando esa pelea”.

Pero, analizó, en la medida en que la sociedad se desmoviliza “los gobiernos de esta naturaleza tienden a hacer la represión más quirúrgica, más concentrada en individuos particulares y no en la masa, no en el colectivo”.

A juicio de Alarcón el gobierno “está tratando de identificar a aquellas personas que pueden ser movilizadores, que pueden generarle problemas, para tratar de reprimir de manera quirúrgica y menos visible”.

Fuente: Contrapunto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.