Sin poder real y con su credibilidad mermada, el «interinato» se desvanece en cámara lenta

El gobierno interino de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional (AN) de 2015, parece haber perdido más fuerza durante el primer semestre de 2022. Los politólogos Daniel Varnagy y Pablo Andrés Quintero destacan que el interinato no tiene poder real ni capacidad de maniobra, al tiempo que ha dejado desesperanza y cuestionamientos por denuncias sobre corrupción. Dentro del equipo que dirige Guaidó hay extrema cautela sobre la información que pueda difundirse sobre quiénes lo integran y su funcionamiento.

Seguir leyendo