TSJ admite reabrir caso de César Burguillos, un comunista desaparecido en 1965

Uncategorized

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) admitió la solicitud de la Fiscalía de reabrir el caso de César Burguillos, un militante del Partido Comunista (PCV) desaparecido en 1965, supuestamente a manos de las fuerzas de seguridad del Estado, informó este lunes el juzgado superior.

«La Sala Constitucional del TSJ declaró ha lugar la solicitud de revisión interpuesta» por la propia Fiscalía contra un fallo de 1998 que confirmaba «la prescripción de la acción penal y terminada la averiguación sumarial» del caso, dice una nota de prensa del Supremo.

La sala decidió anular los fallos dictados en la segunda mitad del siglo pasado por tribunales militares y que dieron por terminadas las averiguaciones «instruidas con motivo de la presunta detención y posterior desaparición» de Burguillos.

«Las sentencias anuladas son contrarias a los valores y principios elementales del derecho y la Justicia (…) y, por ende, es violatorio del artículo 50 de la Constitución de 1961, aplicable en razón del tiempo de los hechos», prosigue el escrito.

A juicio de la Sala Constitucional, haber cerrado la investigación fue una decisión contraria a la imparcialidad, la legalidad, la seguridad jurídica, el acceso a la Justicia, el debido proceso y la tutela judicial efectiva, entre otros principios.

Ahora, con base en la Ley para Sancionar los Crímenes, Desapariciones, Torturas y Otras Violaciones de los Derechos Humanos por Razones Políticas en el período 1958-1998 -aprobada en 2011-, el TSJ admitió la petición de la Fiscalía y ordenó reanudar la investigación penal.

Esto, añade el texto, «para determinar la posible comisión de hechos punibles en ese caso y ejerza las acciones respectivas para determinar la responsabilidad de los autores y partícipes de los mismos».

El chavismo conmemora cada 17 de agosto la desaparición de Burguillos al recordar que el dirigente comunista fue «víctima del fascismo» de entonces y desapareció tras ser detenido, supuestamente por la antigua Fuerza Armada

Fuente: El Nacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.