Venezuela adquiere 18,5 millones de dosis de vacunas a través del sistema COVAX

Coronavirus Nacionales

Más de 18,5 millones de dosis de vacunas han sido adquiridas por la República Bolivariana de Venezuela a través del Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19, COVAX.

Los inmunógenos adquiridos mediante el mecanismo con recursos del país han sido gestionados por el Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que es el agente de adquisición reconocido ante COVAX para los países de la región de las Américas.

Desde la primera entrega en septiembre de 2021, han arribado siete envíos aéreos, que suman más de 100 mil kilómetros recorridos en la búsqueda de las dosis biológicas.  

Además del apoyo en la gestión de compras de las vacunas con altos estándares de calidad, la OPS acompaña los esfuerzos logísticos para atender el Covid-19 en Venezuela.

Asimismo, el ente regional sanitario ha brindado asesoría técnica especializada al Ministerio de Salud (MPPS) para el uso de inmunización. 

Control y prevención de la fiebre amarilla 

De acuerdo con los datos de la OPS, Venezuela es uno de las 13 naciones de la región donde se da un estricto seguimiento a los problemas derivados de la fiebre amarilla como amenaza de salud pública.  

El país tiene tres corredores enzoóticos naturales. Estos son el San Camilo, el del Sur del lago de Maracaibo, y el de Guayana.

El mayor riesgo de esta enfermedad se produce cuando las personas no vacunadas entran en la selva, ya que pueden recibir picaduras de mosquitos perfeccionados y contraer la infección viral. Para prevenir la enfermedad existe una vacuna, de una sola dosis, que protege de por vida. 

Diez estados del país presenta alto riesgo de eventos y brotes de esta enfermedad. Durante el 2021, la autoridad de Salud, junto con la OPS, desarrollaron la primera fase del Plan Nacional de Vacunación contra la Fiebre Amarilla.

La vigilancia epidemiológica levantada en todo el territorio nacional mantiene activa la vacunación de rutina en todas las entidades. 

Detalló la OPS, en un material audiovisual, que la respuesta al brote que se produjo en el estado Monagas, en septiembre de 2021, resultó exitosa para controlar, prevenir y disminuir el riesgo de propagación a otros estados. 

En los próximos cuatro años, en un plan organizado por la OPS y el MPPS, se prevé extender la cooperación por fases hasta cubrir todo el territorio.

Asimismo, en 2022 y 2023, las instituciones seguirán a la segunda fase del Plan Nacional de Vacunación contra la Fiebre Amarilla, que cubrirá nueve estados de mediano riesgo y, posteriormente, los cinco estados de bajo riesgo para esta enfermedad. Con lo que se espera proteger a toda la población del país. 

Fuente: El Universal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.